Reseñas

Qué dicen los clientes

Can Buch nació en el 2020 con la voluntad de compartir la salud y la vida en el campo. Nuestra felicidad del día a día es veros marchar satisfechos y, sobre todo, veros volver. Una familia con quién compartir y hacer camino.
Image
Cuando después de dos días y medio te marchas de @ecoturismecanbuch y tus hijos se pasan media hora llorando en el coche diciéndote que no quieren irse ... quiere decir algo.
Vaig tenir la sort de ser un dels primers hostes d'aquest meravellós projecte. No tinc paraules per descriure com la meva família i jo vam disfrutar de tota la setmana que vam estar a Can Buch.
Excel·lent! Crec que l'única pretensió de Can Buch és que t'hi trobis molt a gust, a més de regenerar l'entorn únic en què es troba, –la Garrotxa- que mai no deixa
de sorprendre.
Una experiència sorprenent i única!! L'entorn i l'espai són exquisits, és una masia re-construïda des de les runes i l'han convertit en un lloc preciós, tranquil, acollidor, ideal per desconectar de tot!
Casa i entorn idíl·lics. Està sent restaurada amb un gust exquisit. Les habitacions són lluminoses, àmplies i el llit increïblement còmode. La cuina és elaborada, boníssima i ecològica (és clar!).
Vam descobrir Can Buch per casualitat i ha estat una meravella. Per anar amb nens de qualsevol edat o sense, és un petit hotel rural amb totes les comoditats d'un gran hotel. Amb una decoració senzilla.
Una masía rural con mucho encanto en plena naturaleza. Gerard, Marta y su equipo nos han cuidado mucho, cercanos y siempre dispuestos a ayudar. Cocina elaborada, saludable y con opciones vegetarianas.
Pasamos un fin de semana y repetiremos, sin duda. Un sitio con pocas habitaciones que sumado al trato recibido te hace sentir como en casa. El entorno es espectacular, con muchas rutas y excursiones posibles.
Excelente en todos los aspectos, Gerard, Marta y su equipo forman una auténtica familia que te hacen sentir como en casa, pero con el añadido del "slow life". Un proyecto genial que tiene como fin acercar a las personas a sus raíces con la naturaleza.
Es un auténtico paraíso a poco más de una hora de Barcelona. Las habitaciones un auténtico lujo; muy amplias y con todo lo necesario. La cocina un gran descubrimiento: saludable y exquisita. El servicio inmejorable: familiar y encantador.
Fin de semana perfecto! Gerard y Marta han creado un hogar en mitad de la naturaleza para poder disfrutar con familia y amigos. Habitaciones preciosas y limpias. Piscina natural, gastronomía espectacular! Del huerto al plato!
Experiencia muy bonita y un trato excelente por parte de los dueños la masía preciosa la mires por donde la mires..animales comida de km0 Excelente, vistas increíbles opciones de hacer deporte y visitar los gorgs de la zona.